miércoles, 6 de enero de 2010

Cine: Psicosis: Aparición explícita del corpiño

El cine de Hollywood nunca pasó desapercibido a los cambios de modas y estilos de la época, marcando tendencia a través de sus films que fueron mostrando la evolución de la ropa íntima de la mujer. Lo que muy pocos saben es que Psicosis -como veremos- fue una de las películas más innovadoras en ese sentido.



Durante los años 50, la aparición del nylon, un material nunca visto hasta entonces, permitió una nueva forma corporal femenina acompañada de zapatos con taco aguja y corpiños puntiagudos con costuras circulares para acentuar la abundancia de lo que ocultaban. Desde Hollywood las actrices trataban de imponer ese estilo como Elizabeth Taylor con su camisón de combinación en color marfil en "La gata sobre el tejado de zinc caliente" (1958).



Pero la aparición más sorprendente del cine de los 50, fueron las actrices pechugonas. Los corpiños explotaron como prendas cuya misión no era en absoluto la de sujetar, sino la de simular tetas casi cónicas, pechugas despampanantes y hasta desproporcionadas en relación con cuerpos que a veces quedaban empequeñecidos por semejantes atributos. Es por ello que se imponen los corpiños con relleno gracias a la aparición de los voluptuosos íconos de belleza como Gina Lollobrígida, Sofía Loren o Jayne Mansfield.



Sin embargo, la gran innovación cinematográfica respecto de la ropa interior fue impuesta en la pantalla casi silenciosamente por el gran realizador británico Alfred Hitchcock, en su obra maestra de suspenso, la mítica Psicosis (1960).  Allí nos muestra en forma explícita a la protagonista  de la película (Janet Leight) en corpiño en diferentes secuencias del film, algo a lo que nunca se había animado hasta ese entonces.



Pero lo novedoso es que Hitchcock no muestra la ropa interior en la pantalla por el solo hecho de satisfacer el morbo de los espectadores masculinos, sino que esa exhibición de lencería tiene un transfondo más profundo, realizar un juego macabro con los colores de la ropa interior de Janet Leigh, es decir, jugar con las instancias de la vida (blanco) y la muerte (negro) de la protagonista.


En la primera foto de arriba se la ve con soutien blanco en una escena de amor con su novio (John Gavin) al comienzo de la película, y en la de abajo luciendo un conjunto negro que se quitará minutos después para entrar en la ducha donde la terminará asesinando Norman Bates (Anthony Perkins).



Hitchcock, detallista como pocos, quería que hasta el vestuario reflejara el bien y el mal que luchaban dentro  de Marion Crane (nombre ficticio de Janet Leight en el film). En la escena de la cama antes referida, "Janet tendría que haber salido sin el corpiño puesto, porque su amante debía tener una pasión obsesiva en la escena," según palabras del director, pero no fue así, ya que hubiera desvirtuado la idea original del juego de colores de las prendas mencionadas.  




Apenas se estrenó en 1960, sin funciones privadas para la prensa, Psicosis desató las críticas más salvajes, pero fué un éxito rotundo de público, recaudó catorce millones durante el primer año y más de cuarenta desde entonces, convirtiéndose en un fenómeno de masas y posteriormente en un ícono del cine de suspenso. Enumerar las muchas innovaciones que dio este film al género sería entrar a mencionar otros temas, pero su aporte en materia de lencería fue novedoso y creativo a la vez, gracias al talento inconmensurable de su director.

3 comentarios:

  1. Hola Clau!!!
    Me gusto mucho tu info, tiene mucha sutileza para decir las cosas, muy bien cuidado para decir cada palabra...
    Bueno te quiero mucho, y este me gusto, se noto que trataste de darle eso que tanto te caracteriza..
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rouss por tus infaltables comentarios constructivos! que sería de este blog sin tu aporte!! jaja
    Un beso grande tkm

    ResponderEliminar